Los entrenadores, grandes maestros

En la sociedad del siglo XXI, hay que apreciar el valor que puede reportar en nosotros la figura de nuestro entrenador, numerosos estudios constatan que el deporte es beneficioso para la salud mejorando nuestra formación física y autoestima, potenciando los valores sociales y la relación con el entorno.Este es el punto de partida de este post, en el que tratamos de analizar la relación de la figura del entrenador con nuestra propia educación.

A instancias de algunas religiones y de tradiciones espirituales el concepto de maestro se ha usado extendidamente para denominar a aquel individuo que supo impartir una enseñanza memorable en la misma y que perduró a través de los años y de los siglos. Entendiendo por maestro la persona que enseña o forma, especialmente de aquella que se reciben enseñanzas muy valiosas, queremos hacernos eco de lo importante que puede resultarnos un entrenador igual que un maestro en la escuela. Nos preguntamos:

Qué nos enseña un entrenador ?

Un deporte, una técnica, una táctica, una estrategia.Son distintas enseñanzas que nos pueden resultar valiosas en nuestra educación deportiva. Revisando la definición se refiere a la persona que entrena a personas o en la práctica de una actividad, en especial si se dedica a ello profesionalmente.

Solo nos entrena?

Si nos ponemos a pensar un poco más,los aprendizajes que se pueden conseguir durante el entrenamiento son fácilmente transferibles en nuestra vida cuotidiana. La relación es innegable, incluso Martínez (2016) combina las 2 palabras para misma reflexión «Los profesores deben convertirse en entrenadores del aprendizaje».

Queda claro que deporte y escuela tienen un papel muy importante en nuestras vidas. Y si bien el maestro puede ejercer de entrenador de conocimientos, el entrenador nos puede transmitir distintas competencias básicas.

Tal vez, sea una cuestión de conceptos. Tal vez sea la mitificación de la escuela. Pero tengamos claro que en nuestra formación deportiva, aprenderemos, igual que en nuestra formación académica gracias al papel de amb@s.

Gracias entrenadores.

Para los maestros y profesores: grandes entrenadores del aprendizaje.