Educación Física

Educación física es una disciplina que se centra en diferentes movimientos corporales para perfeccionar, controlar y mantener la salud y mente del ser humano. La educación física se puede ver como una actividad terapéutica, educativa, recreativa o competitiva ya que la misma procura la convivencia, disfrute y amistad entre los participantes que conforman la actividad.

Educación física es una educación o disciplina obligatoria tanto en la primaria como en la secundaria, el Ministerio de Educación lo exige y promueve un contenido para ser trabajado con los alumnos en el año escolar, por lo tanto, la misma consiste en un conjunto de actividades físicas estructuradas y planeadas para promover el condicionamiento físico y  fomentar actividades que se caracterizan por funciones motoras. La disciplina es orientada por un profesional instruido en un curso superior de educación física con conocimientos en ciencias biológicas, salud y el cuerpo humano.

Se debe destacar que la disciplina de educación física es imprescindible para  la salud ya que ayuda a prevenir y reducir problemas de salud como por ejemplo: problemas cardiacos, obesidad, problemas musculares, posición, dominio y control de la motricidad, etcétera, logrando de esta manera, el bienestar del estudiante. En este sentido, la Organización Mundial de la Salud (OMS), en la Carta de Ottawa, considera de suma importancia promover la salud en la vida cotidiana, en los planteles educativos, de trabajo y de recreación y, asegurar que toda la sociedad pueda gozar de un buen estado.

En relación a lo anterior, la disciplina de educación física no solo ayuda a conseguir un bienestar en la salud del individuo sino acarrea un número indeterminado de ventajas como por ejemplo: combate el sedentarismo e impulsa a una vida activa que no permita malgastar el tiempo libre, te enseña a desarrollar algunos valores de suma importancia en el día a día del ser humano como por ejemplo: la tolerancia, el respeto, la comprensión, la pasividad, la responsabilidad entre otros, mejora la autoestima de la persona, estimula la creatividad y la capacidad afectiva, disminuye la ansiedad, el stress, la agresividad y depresión.

En conclusión, la educación física ayuda a lograr un cuerpo, mente y alma sana.